Jardín Infantil “Carrusel” realizó caravana en Valdivia por el respeto a la diversidad cultural

A través de esta actividad, la unidad educativa también quiso hacer un reconocimiento a los pueblos originarios que existían antes del denominado “Descubrimiento de América”

En una colorida caravana que convocó a más de 20 autos, niñas y niños, familias  y equipo educativo de la sala cuna y jardín infantil “Carrusel” de Valdivia, recorrieron las calles de la ciudad para promover el respeto a la diversidad cultural y el reconocimiento a los pueblos originarios de América.

La actividad que partió desde la unidad educativa ubicada en la población Menzel, se abrió paso por las calles céntricas de la capital regional, hasta llegar a la Plaza de la República, lugar donde los participantes bajaron de los vehículos para desfilar frente a la comunidad,  vestimentas típicas de los de los pueblos originarios de México, Bolivia, Brasil, Argentina, Puerto Rico, Colombia, entre otros.

La iniciativa impulsada en el marco del 12 de octubre, fecha instaurada para conmemorar el “Descubrimiento América” surge con el propósito de rescatar y relevar las culturas originarias que  existían antes de la llegada de Cristóbal Colón al continente americano, abordando la historia desde otra mirada, apuntando a la promoción del respeto y valoración de la diversidad cultural desde la primera infancia.

Así lo manifestó la directora(s) de la sala cuna y jardín infantil “Carrusel”, Verónica Zapata, quien señaló que nuestra labor como educadoras es acompañar a las niñas y niños en este proceso educativo y para ello implementamos un currículum pedagógico con un enfoque inclusivo, a través del cual fortalecemos la identidad y  la diversidad cultural en el aula.

Durante la caravana se distinguió el protagonismo y motivación de las familias, entre las cuales destacó la participación de padres y madres de párvulos inmigrantes que actualmente asisten al establecimiento. Los apoderados provenientes de Colombia y Venezuela valoraron la instancia y expresaron su satisfacción por la educación inclusiva que reciben sus hijas e hijos en el jardín infantil administrado por la JUNJI, la que según indicaron se ve reflejada en las distintas actividades pedagógicas que se realizan a diario en el recinto.

En este sentido, Zapata, detalló que el jardín infantil se caracteriza por sus prácticas educativas inclusivas y que estas fechas permiten al equipo educativo trabajarlas con mayor énfasis. La profesional también precisó que es en este contexto donde surge la programación de una semana distinta para este 12 de octubre agregando que “la idea es que los niños puedan a través del respeto, conocer los diversos pueblos originarios que existían antes de la conquista. Todas estas actividades fueron enmarcadas en el respeto, en el conocimiento y también integrando a todas las familias inmigrantes que nosotros tenemos en nuestro establecimiento, así que fue una semana con varias actividades, integrando a la familia y culminándola con esta gran caravana hacia la plaza, en donde la conclusión es todo positivo, las familias todas comprometidas participando y en el fondo incluyéndolas en todas las actividades pedagógicas”.  

Por su parte, Armando González, de nacionalidad venezolana comentó sus impresiones en relación a esta experiencia y relató  que “ desde que salimos del jardín fue una amabilidad completa de parte de todos los padres de aquí de Chile y creo que por un momento dentro de la sala cuna de mi hijo, Santiago, me sentí realmente como en casa, sentí que todos eran venezolanos realmente, incluso el detalle de los padres, de colocar en los carros los colores de la bandera de Venezuela y la palabra Venezuela, pasando por toda Valdivia hasta llegar al centro, realmente  no me sentí en otro país en ese instante, me sentí como en casa, todo este detalle me parece hermoso, me parece como sacado de película, porque en Venezuela nunca vivimos algo así”.