Caravana de la Muerte: “Simbólica condena a Cheyre sirve, pero no alcanza para reparar tanto dolor causado”

Parlamentario dijo que “en este caso, a los socialistas chilenos nos sigue doliendo la injusta muerte del destacado músico Jorge Peña Hen, padre de las orquestas juveniles”.
“Valoramos la condena recibida por el ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, en calidad de cómplice del asesinato de 15 personas, durante el paso de la denominada “Caravana de la Muerte” encabezada por el general Sergio Arellano Stark, el 16 de octubre de 1973, pues aunque tarde finalmente llega y sirve para no olvidar los nombres de los responsables y a sus familias les permite reinvindicar la figura, la vida y la memoria de las víctimas, no alcanza para reparar tanto daño y dolor causado”, señaló el senador Alfonso De Urresti.
El parlamentario socialista dijo que “este caso, perpetrado en el Regimiento Arica de La Serena, es parte de esa larga e ignominiosa cadena de crímenes cometidos con el beneplácito de Pinochet por una delegación militar que sin siquiera respetar las condenas de los consejos de guerra locales, fusiló sin una razón verdadera alguna a decenas de chilenos a lo largo del país. En este caso en particular, a los socialistas chilenos nos sigue doliendo la injusta muerte del destacado músico Jorge Peña Hen, padre de las orquestas juveniles”.
De Urresti dijo que “lamentablemente, estas condenas llegan 45 después de cometidos los crímenes, cuando ya muchos de los responsables son de avanzada edad o ya han fallecido, lo que se explica en parte por los pactos de silencio y las redes de protección que existen o existieron para proteger a muchos de ellos. Es lamentable, porque durante todo ese tiempo ellos vivieron vidas normales, mientras los familiares de las víctimas debieron bregar no solo con el dolor de la ausencia, sino por escuchados y porque finalmente, la justicia lograra hacer su trabajo”.
El legislador dijo que “a partir de esta nueva condena volveremos a plantear al Ejecutivo que considere la posibilidad de poner el nombre del maestro Jorge Peña Hen a la Fundación de Orquestas Juveniles, que junto a otras instituciones depende de la Primera Dama”.