Colegio de Periodistas denuncia hostigamientos y acoso a dos profesionales del Servicio de Salud Valdivia

Durante esta semana el Consejo Regional del Colegio de Periodistas de Chile, emitió una declaración pública ante la situación laboral en la que se encuentran dos periodistas del Servicio de Salud Valdivia.

El Colegio de Periodistas se hizo parte de la situación actual que viven dos periodistas del Servicio de Salud Valdivia, quienes fueron notificados de despido de manera verbal bajo el argumento de reestructuración de la unidad.

De la misma manera la declaración detalla que en el último tiempo ambos profesionales han vivido situaciones indignantes, como prohibiciones de ingreso, acoso y constantes advertencias de despido.

Al respecto la Presidenta del Consejo Regional del Colegio de Periodistas, Ximena Rebolledo, manifestó que “la forma en que fueron notificados no se ajustaba a la legalidad, porque fue de forma verbal por su jefa encargada de comunicaciones del servicio,  y nunca recibieron un aviso por escrito”.

De la misma manera la Presidenta precisó que “luego empezaron a sufrir una serie de hostigamientos, por ejemplo el director del servicio les decía que si era verdad pero después que no, y luego les volvía a decir que si estaban despedidos, entonces al final no sabían bien cual era la situación que debían enfrentar”.

En la misma línea el periodista del Servicio de Salud, Pablo Santiesteban, comentó que “yo fui notificado de manera verbal del alejamiento de mis funciones a fines de junio, pero yo trabajo en la empresa Layner, que le presta servicios a la institución, y lo que estaba esperando era que llegara mi notificación escrita respecto del alejamiento de mi cargo, que jamás llegó”.

Además Santiesteban comentó que “hasta que llegó el día 31 de julio, fecha en que supuestamente yo dejaba mi cargo, y la carta nunca llegó. En seguida regresé el 1 de agosto marqué sin ningún problema, me fui a almorzar y a mi regreso se me negó la entrada a mi oficina por una funcionaria de la OIRS, la cual se negó a dejarme pasar. Finalmente tuve que decirle si me podía dejar pasar para retirar mis cosas, a lo que accedió, entré y retiré mis cosas y me fuí prácticamente echado. Fue una situación humillante, llevo 21 años como periodista y jamás había vivido una situación tan humillante como esa”.

Para concluir el profesional detalló que “en la jornada del 2 de agosto yo ingresé con una inspectora de la inspección del trabajo y con una dirigenta del Colegio de Periodistas, subimos al sexto piso y cuando llego a la oficina me doy cuenta de que la chapa estaba cambiada, intenté abrir con mi propia llave para ingresar y no pude, tuve que pedirle ayuda a una colega para poder ingresar”.

Sobre los hostigamientos que han vivido los profesionales el dirigente de FENPRUSS Valdivia, Dino Rosinelli, manifestó que “hemos tenido las conversaciones necesarias con la dirección del servicio para ver los despidos de estas dos personas, que dicho sea de paso tienen un contrato vía empresa Layner y otra honorarios, en los dos casos nosotros argumentamos son que sus contratos deben continuar”.

Para finalizar el dirigente comentó que “la jurisprudencia ha señalado que en materia de mantención de puesto de trabajo, a menos que existan verdaderos motivos para desvinculación, esta no puede operar y eso es lo que hemos presentado a la dirección del servicio para que sean reconsiderados su continuidad y no hemos tenido una respuesta favorable al respecto, por lo tanto estamos tratando de representar los intereses de ambos profesionales en la instancia que nos permita la ley”.

Ambos profesionales fueron notificados verbalmente de su despido bajo la razón de re estructuración del servicio.

Fuente información rioenlinea.cl