Ministro Sichel entrega reveladoras cifras: jóvenes quieren tener su primer hijo a los 29 años

El estudio de INJUV sobre Corresponsabilidad Parental indica además que los jóvenes perciben que sus mamás ejercen más autoridad en los hogares que sus papás. El 52,1% de los jóvenes indica que está de acuerdo con a priorizar su desarrollo profesional antes que la maternidad/paternidad.
Hasta el Centro de Formación Técnica, ENAC, llegaron el Ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel, el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal y el director del INJUV, Mirko Salfate para dar a conocer el primer sondeo de corresponsabilidad parental realizado por el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV).

Dentro de los principales datos, el estudio destaca que el promedio de edad en que los jóvenes quieren tener su primer hijo es a los 29 años, cifra catalogada por el ministro Sichel como “tremendamente reveladora y que nos sorprenden positivamente”, argumentando que “hay una discusión que se ha puesto sobre la mesa de que los jóvenes no quieren ser padres, y aquí la mitad de los encuestados dice que quiere ser padre en el futuro, hay un tercio de ellos que ya es padre antes de los 29 años y sólo el 17% dice no querer ser padre, por lo tanto hay una alta cantidad de los jóvenes que quieren ser padres”.

En ese sentido, la autoridad sostuvo que lo que “ha cambiado diametralmente es la edad en que los jóvenes quieren ser padres, si uno ve los datos hacia atrás, antes era a los 22 y 26 años, entonces esto demuestra que hay un cambio. Si bien los jóvenes quieren ser padres han ido postergando su decisión probablemente, porque la mayoría de ellos está estudiando y está tomando decisiones distintas sobre su futuro”.

Otro aspecto que abordó el sondeo tiene que ver con las percepciones de desigualdad de género que existe entre los jóvenes. Por su parte, más del 73% de los encuestados indica que están de acuerdo en compartir la responsabilidad de ser padres entre hombres y mujeres es hoy día un tema presente en la familia chilena. Por otro lado, el 56,2% de los jóvenes encuestados plantean que están en desacuerdo con que los hombres organizan en igual medida las labores domésticas que las mujeres.

Al respecto, el ministro Sichel, puntualizó que las cifras demuestran que “estamos rompiendo la brecha de género, se está provocando un cambio cultural y siempre los cambios culturales van primero que los cambios conductuales. Esperamos que los hechos empiecen a cambiar también en las relaciones entre hombres y mujeres, en las tareas domésticas, que haya corresponsabilidad y copaternidad”.

Por su parte, el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal, sostuvo que “como ministerio tenemos que promover políticas públicas que apunten a la coparentalidad. Y un ejemplo es sin duda la discusión que estamos teniendo en el Congreso sobre sala cuna universal, que busca eliminar aquellas barreras que hoy impiden que las mujeres puedan tener una mayor participación laboral, y en espacios de formación. Por otro lado, vemos que las cifras dicen que el 90% de las personas que ejercen la labor de cuidado a una persona de su familia, generalmente hacia adultos mayores, son mujeres, y por lo tanto también estamos promoviendo un Sistema Nacional de Apoyos y Cuidados que entregue herramientas concretas que ayuden a disminuir la carga hacia ellas y que así puedan tener mayor participación”.

Respecto a los resultados entregados por este primer estudio, Mirko Salfate, director nacional de INJUV aseguró que “este sondeo viene a visibilizar una realidad generacional: ahora estamos mucho más conscientes de la igualdad de género. Algo que hemos visto con la agenda feminista y de educación no sexista que ha sido fuertemente impulsadas por jóvenes y que está generando cambios importantes en distintas esferas de la sociedad”.

Para llevar a cabo esta encuesta, se entrevistó a 1.209 jóvenes de entre 15 y 19 años pertenecientes a 107 comunas de todo el país. La entrevista se realizó en forma telefónica desde el 28 de mayo y hasta el 8 de junio de este año. Los datos fueron ponderados por región, edad y nivel socioeconómico.