En Quiero Mi Barrio Mariquina Familias levantan huertos domésticosy comunitario para autoconsumo

Desde cultivos para la familia hoy ya están trabajando en huerto barrial que contara con invernadero, más variedad de verduras e incluso frutillas.

Gracias a la capacitación en el Barrio Media Luna de San Francisco en Mariquina, cerca de 15 familias se encuentran trabajando en huertos domésticos para el autoconsumo familiar, además de un huerto barrial que surge del entusiasmo e interés demostrado por las participantes que durante estos últimos ocho meses ha aprendido técnicas para implementar su espacio de cultivo en sus propias casas y ahora en la sede vecinal, así lo explicó la encargada del taller, profesional Sharon Lorca.

Se trata de una iniciativa que se enmarca en el Plan de Gestión Social del Programa de recuperación de Barrios “Quiero Mi Barrio” y la municipalidad de Mariquina. Taller que busca entregar herramientas a los vecinos del sector en temáticas medioambientales y que impliquen un valor agregado, en este caso una ayuda a la economía familiar.

El taller de huertos urbanos, planificación y distribución de huerto comunitario ha permitido trabajar nociones para implementar en cada vivienda, pequeños huertos; además de reforzar conceptos de asociatividad y cuidado ambiental desde lo domiciliario a lo barrial.

La actividad recoge el espíritu del Programa Quiero Mi Barrio, con un fuerte énfasis en la participación. Es así como se busca empoderar a la comunidad como principal actor del cambio y entregar herramientas que les permitan mejorar su calidad de vida.

Los contenidos del curso que se extenderá hasta fin de año, implican manejo de la tierra, preparación y siembras; así como también, habilitar compoteras y desarrollar huertos verticales, reclinado materiales plásticos y reconvirtiéndolos en maceteros.

A la fecha las vecinas participantes ya han desarrollado almácigos de hortalizas en cajones y almacigueras recicladas de lechugas, cilantro, apio y orégano; esperando en durante este verano contar con las primeras cosechas. Además, cuentan con composteras donde reutilizan sus desechos orgánicos.

En tanto, ya se encuentran habilitando el huerto comunitario; en donde se construirá un invernadero, para la siembre de frutillas en sistema de mulch, leguminosas y hortalizas.