Dictan prisión preventiva contra hombre imputado por la Fiscalía por agredir a su padre de 85 años en Valdivia

La Corte de Apelaciones de esta ciudad acogió los argumentos de la
abogada asistente de fiscal Sandra González, por lo que el imputado
Pedro Aravena Ruiz deberá ingresar al Complejo Penitenciario de
Llancahue a cumplir esta medida cautelar. La Fiscalía investiga al
imputado por causar lesiones de carácter menos graves a su padre,
porque se negó a entregarle dinero.

Esta mañana, la Fiscalía Local de Valdivia alegó ante la Corte de Apelaciones
de esta ciudad solicitando que se acogiera la prisión preventiva para un
hombre de 58 años de edad, quien la semana pasada fue formalizado por
causar lesiones menos graves en contexto de Violencia Intrafamiliar a su
padre de 85 años.
En la audiencia, el tribunal de alzada acogió los argumentos que fueron
presentados por la abogada asistente de fiscal Sandra González, decretando la
prisión preventiva del imputado Pedro Enrique Aravena Ruiz por considerar
que su libertad constituiría un peligro para la seguridad de la sociedad y para
la seguridad de la víctima.
La abogada del Ministerio Público explicó que la decisión de la Corte de
Apelaciones de Valdivia revoca la resolución que dictó el pasado 7 de mayo el
Juzgado de Garantía, que había decretado para el imputado las medidas
cautelares de prohibición de acercarse a la víctima y arraigo nacional, por lo
que el imputado deberá ingresar a cumplir la prisión preventiva al Complejo
Penitenciario de Valdivia.

“Los hechos por los cuales el imputado fue formalizado ocurrieron el pasado
27 de abril y a raíz de ellos la víctima se vio obligada a dejar su casa y a
refugiarse en la casa de familiares en medio de esta alerta sanitaria que obliga
a las personas mayores de 80 años a permanecer en un confinamiento total”,
detalló Sandra González.
En la audiencia de formalización de la investigación, que se efectuó el 7 de
mayo, la Fiscalía expuso que el imputado agredió a su padre debido a que este
se negó a entregarle dinero y lo encerró con llave en una habitación, luego de
lo cual la víctima logró salir y acudir al domicilio de sus familiares.
La Fiscalía dispone de un plazo judicial de 90 días para llevar adelante la
investigación de esta causa, en la que además de las diligencias que se realizan
para el esclarecimiento de los hechos ha tenido una permanente intervención
la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional,
que a través de sus profesionales ha entregado orientación, protección y apoyo
a la víctima de este delito.
El imputado, además, debe comparecer en el mes de agosto a un juicio
simplificado, luego de que la Fiscalía lo acusara por amenazar y causar
lesiones a la misma víctima el año pasado.