Pena de cárcel y multas más altas proponen para combatir tala ilegal de bosque nativo

Diputados Bernardo Berger, Harry Jurgensen y Sebastián Torrealba son los autores del proyecto de ley

Aumento de multas, obligación de reforestar e incluso penas de cárcel, son parte de la propuesta para perseguir a quienes efectúen tala ilegal del bosque nativo, y que fue presentada a trámite por los diputados Bernardo Berger, Harry Jurgensen y Sebastián Torrealba.

La iniciativa, en la forma de moción, modifica la ley 20.283 sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal, para incrementar las multas y aplicar sanciones privativas de libertad a quienes destruyan en cualquier forma o incurran en el corte o tala ilegal del bosque nativo.

“Nuestra Ley de Bosque Nativo es una de las más modernas del continente para impulsar la convivencia equilibrada entre las comunidades rurales y la protección ambiental, pero no ha sido suficiente para desincentivar la tala ilegal”, afirmó Berger.

Agregó que “por ello, sin perjuicio de la acción fiscalizadora que debe ejercer Conaf, parece necesario aumentar multas, pero también, por la gravedad de la conducta, establecer penas privativas de libertad y la reparación mediante reforestación de la zona afectada con especies también nativas”.

De acuerdo con cifras del Catastro de los Recursos Vegetacionales Nativos de Chile, al año 2017 la superficie cubierta de bosques representaba el 23,3% del territorio nacional con 17 millones 665 mil 354 hectáreas; de éstas, el bosque nativo alcanzaba a 14 millones 411 mil 31 hectáreas, es decir, el 81,6% de los recursos forestales del país.

En su texto, el proyecto de ley obliga al infractor a reforestar completamente la zona afectada por el corte no autorizado con árboles nativos, sin posibilidad que se le conmuten las multas. Además estas son aumentadas en distintas proporciones. Igualmente establece una sanción de presidio menor en su grado mínimo a medio, o medio a máximo dependiendo del daño y de otras consideraciones.