Entrevista al ingeniero Forestal Oscar Thiers: “La utilización de biomasa es ambientalmente amigable”

Oscar Thiers,  tiene 41 años, es ingeniero forestal y doctor en Recursos Naturales de la Universidad Albert Ludwig de Freiburg, Alemania. Vive en Valdivia y desde el 2005 se desempeña como académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile UACH. En el 2010, desarrolló junto a otros docentes, investigaciones a partir de energías renovables que buscaban fortalecer el sector energético, mediante la gestión y transformación de la biomasa forestal.

A través del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), Thiers desarrolló junto a docentes de la Universidad de La Frontera, la investigación “Fortalecimiento del sector energético a partir de fuentes renovables mediante el desarrollo de modelos de disponibilidad, gestión y transformación de biomasa forestal para plantas de cogeneración en el sur de Chile”.

En base a los resultados de este trabajo, este investigador oriundo de Río Bueno, señala que el gran desafío para incorporar el uso de biomasa como Energía Renovable No Convencional (ERNC), es seguir decididamente fomentando el manejo silvicultural de los bosques nativos; estableciendo plantaciones dendroenergéticas, cultivos de alta densidad cuyo objetivo es transformarse en materia prima para producir bioenergía orientada al consumo industrial o doméstico, e innovar en el manejo de plantaciones multipropósito, las cuales buscan conciliar la producción ganadera y forestal sin necesidad de exclusión animal y que cumplan funciones ambientales en suelos.

¿Podría explicar en qué consistió esta investigación?

Nuestro proyecto analizó el estado y composición de los desechos presentes en el bosque nativo, es decir, la biomasa sobre el suelo. Nos dimos cuenta que su variedad de estados de conservación-calidad indicaba una función ecológica importante, tanto para el reciclaje de nutrientes, como hábitat para la flora y fauna.

En paralelo, analizamos la disponibilidad de biomasa proveniente de los bosques nativos en las regiones de la Araucanía y Los Ríos, con fines energéticos, esto en base a raleo utilizando un porcentaje igual o inferior del 30% de la superficie basal del bosque en cuestión.

¿Cómo ve el avance del país, en lo que se refiere a diversificar la matriz energética, a través del uso de biomasa?

Existe un avance lento, especialmente la asociada a la utilización de biomasa forestal con fines energéticos y su aporte a la matriz. Hay ejemplos de plantas que utilizan biomasa para producción de energía en las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, pero muestran un mayor autoconsumo y menor entrega al sistema.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar estos productos en la obtención de bioenergía?

Son amigables con el medio ambiente y la sociedad, porque es carbono neutral, sin embargo, para que se cumpla este criterio, el origen de la biomasa debe provenir de bosques trabajados de acuerdo a criterios silviculturales, de tal forma que certifiquen la calidad de la biomasa.

El buen uso del bosque nativo, permite generar trabajo para el mundo rural, logrando con ello mejorar el bosque residual, el cual entregará a futuro productos de mejor calidad. Algunos países han incorporado esta estrategia como parte del plan de mitigación al cambio climático.

En la región, ¿existen las condiciones para que las empresas locales y tal vez algunos centros que mantienen un alto uso de energía (hospital, empresas, universidad, entre otros), puedan incorporar el uso de biomasa para su consumo?

Sí, existe demanda en la región y en otras partes del territorio nacional. Sin embargo, el desafío radica en incorporar esta tecnología de producción y abastecimiento local de acuerdo a la condición particular de Chile.

La generación de biomasa, ¿puede ser una nueva idea de negocio para microempresarios locales?

Esto ya es una realidad. Hoy existe un mercado más regulado para la comercialización de leña, lo que ha permitido mejorar la calidad del producto, dinamizando con ello su forma de venta y la rentabilidad.

La producción de biomasa con fines de generación de bioenergía, deberá recoger este cambio positivo y seguir mejorándolo, haciéndolo más eficiente para asegurar la sostenibilidad de la producción de fuentes renovables, planificando el abastecimiento, asegurando la calidad y cantidad de biomasa.

¿Qué política aplicaría para potenciar el uso de ERNC, en específico, para el uso de biomasa?

Seguir decididamente fomentando el manejo silvicultural de los bosques nativos, el establecimiento de plantaciones dendroenergéticas y también innovar en el manejo de plantaciones multipropósito. Así como se pretende diversificar la matriz energética, también requerimos diversificar las fuentes de origen de la biomasa forestal (tipos de bosque, superficies, propietarios, etc.).

Como ingeniero forestal, estoy convencido de la silvicultura como herramienta de apoyo a la gestión responsable del bosque, con criterios de sostenibilidad intergeneracional.

Texto e Imagen: Carolina Jaramillo Jélvez.