Ministerio Público analiza querella contra cardenal Ezzati por obstruir investigación por casos de abuso sexual

El Ministerio Público se encuentra en plena etapa de análisis de la querella criminal contra el cardenal Ricardo Ezzati, denunciado por obstrucción a la investigación en el caso del sacerdote salesiano, Rimsky Rojas, acusado de abusos sexuales antes que se suicidara en el año 2011, según informó Radio Biobío a través de su sitio internet.

Se trata de la querella interpuesta por el abogado Marcelo Vargas, ex estudiante del Instituto Salesiano de Valdivia, quien según el sumario criminal del Segundo Juzgado Civil de Valdivia fue víctima de abusos deshonestos reiterados del sacerdote salesiano Rimsky Rojas entre los años 1986 y 1987, pero con responsabilidad penal extinta, ya que se suicidó en plena investigación, hechos que según el querellante fueron conocidos en su oportunidad por Ezzati cuando fue Director Nacional de la congregación.

La querella quedó en manos de la fiscal Ximena Valenzuela, especializada en investigar delitos sexuales, libelo que se tramita en la misma causa que vio la profesional en 2010, pero que en mayo del 2011 se declaró incompetente por ser los hechos anteriores a la entrada en vigencia de la reforma procesal penal.

Para el querellante, Marcelo Vargas, en este caso espera que la Fiscalía recoja los antecedentes del sumario criminal y vuelva a tomar declaraciones a los querellados, además de a Ezzati, al sacerdote Alfonso Horn, ex director del colegio en ese tiempo.

Según la querella, en marzo de 2011 ambos sacerdotes comunicaron a la fiscal Valenzuela que no tenían conocimiento de los hechos de abusos denunciados. Sin embargo, la investigación ordenada en su momento por la abogada y practicada por la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, estableció que producto de las denuncias de apoderados en ese entonces, Ezzati ordenó el traslado de Rimsky Rojas a África.

Además, en las declaraciones de testigos está el de una psicóloga que manifiesta que atendió a lo menos diez casos de niños con problemas con el presbítero de índole sexual.